Reconocimiento a los alumnos de sexto en el colegio Padre Marchena

Desde el balcón del colegio Padre Marchena cuelgan 77 bandas con los nombres de cada uno de los alumnos de último curso. De esta forma el colegio se engalanó ayer para homenajear al alumnado de sexto, después de que su promoción haya visto suspendidos su viaje y fiesta de fin de curso, así como el conocido como “pasillo”, un acto que ilusionaba especialmente a los alumnos.

La directora de Padre Marchena, Miriam Garrido, cuenta que es la forma que ha tenido el colegio de concederle un lugar especial a esta promoción que se despide después de haber vivido casi un tercio de su último año en casa y ha visto frustrado los proyectos con los que habitualmente culminan esta etapa escolar. La iniciativa ha conmovido a los alumnos que se han acercado hasta el colegio emocionados al leer las palabras que les ha dedicado su centro.

Además, la directora del centro también ha agradecido el compromiso e implicación de los padres durante el confinamiento y ha reconocido el ejemplar comportamiento del alumnado.

La comunicación ha sido esencial durante los meses en los que las clases se han desarrollado de forma online, pero también han contado con herramientas como una página web donde poder consultar la tarea diaria.

El ámbito educativo continúa trabajando y se prepara para el curso que viene sin abandonar la incertidumbre, pero trabajando al unisono con los distintos departamentos involucrados.

A pesar de las dificultades con las que han tenido que lidiar numerosas familias, la experiencia ha servido para que todos, profesores y alumnos continúen aprendiendo y formándose en las nuevas tecnologías. Pero, sobre todo, la conclusión a la que han llegado es que nada puede sustituir la relación que se establece entre los docentes y el alumnado en las aulas.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas