“La piel perdona pero no olvida”

Para no tener que tratar una quemadura solar, lo más importante es prevenirla. La piel perdona pero no olvida, es decir, cualquier daño que reciba se repara pero no desaparece. Las patologías que podemos sufrir de una exposición excesiva al sol van desde el enrojecimiento de la piel hasta el cáncer.

(Visited 2 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas