La pasarela de la HOAC, un clamor contra la precariedad laboral

La Hermandad Obrera de Acción Católica celebró el pasado sábado su día anual en Marchena, dentro de los actos provinciales de la Archidiócesis de Sevilla. Bajo el lema ‘La cultura del encuentro para un trabajo digno en una sociedad decente’, se celebraron diversas actividades entre las que destacó una pasarela contra la precariedad en la que se representaron situaciones de cinco trabajadores condenados a sueldos bajos, explotación laboral y enormes dificultades para la conciliación familiar.
 
Estuvieron presentes representantes de toda la provincia de Sevilla y de diversos puntos de Andalucía en el parque del Príncipe, epicentro de este encuentro.
 
En primer lugar, se había celebrado una Eucaristía en San Miguel a las once y media de la mañana y posteriormente los actos centrales tuvieron lugar en el Parque del Príncipe a partir de la una del mediodía.
 
Los miembros de la HOAC, que posteriormente celebrarían un animado almuerzo de convivencia, colgaron pancartas con eslóganes que hacen pensar en la sistematización de condiciones de trabajo que están perjudicando gravemente la conciliación familiar o que castigan con dureza a personas con formación.
 
Antes de la representación de la pasarela de la precariedad, conversamos con miembros de la HOAC de Sevilla, Amparo Gea y Manuel Borrego, quienes hicieron hincapié en el compromiso de la hermandad obrera con las clases más desfavorecidas.
 
Otros miembros de la HOAC de la capital hispalense expusieron datos de la temporalidad en el empleo, incidiendo en que el actual modelo económico no responde a la vida de las personas, sino sólo a intereses económicos, así como en la importancia de la movilización de las personas para producir un clima de confianza en nuestra capacidad para cambiar las cosas.
 
En el escenario del Parque del Príncipe se celebró una ‘Pasarela de la precariedad’, escenificación de situaciones de precariedad que ya el día anterior llamó la atención del público a las mismas puertas de la Giralda.
 
En el mediodía, se celebró en Marchena este acto crítico, original y sagaz en la denuncia de situaciones que prácticamente se han asimilado y se han normalizado en nuestro día a día, pero que no por ello dejan de tener una raíz desfavorecedora hacia las personas trabajadoras.
 
De esta manera, los actores y actrices, hermanos de la HOAC, encarnaron diversas profesiones, acompañados de los comentarios sarcásticos y punzantes de los presentadores y de música al hilo de las diferentes situaciones.
 
En la pasarela pudimos ver desfilar a una limpiadora con una bayeta “bien exprimida por el mercado laboral que nos deshumaniza” y que, al fin y al cabo, tiene un trabajo para la vida, ya que, como no cotiza lo que trabaja, habrá de trabajar “hasta los 160 o 170 años” para quedarse con una pensión “chiquitita”, título de la canción que acompañó la representación.
 
De esta manera, salió a continuación un electricista abucheado por sus “enchufes” y la consiguiente “corrupción”, ya aparte de bromas, representando a un trabajador readaptado tras haberse esfumado rápidamente lo ganado con la burbuja inmobiliaria y acabar perdiendo dinero en ella.
 
También se representó la dura vida de largos horarios de un agricultor o de una camarera que, ante las dificultades de conciliar su vida familiar, lleva pegada a la bandeja la fotografía de su hijo, así como de una enfermera en la que se representaron los contratos de tiempo ínfimo, incluso por días, que se realizan en ocasiones.
 
Irónicamente, se habló de la ausencia de una joven que había emigrado al extranjero, pese a tener una carrera terminada, dos másteres, un C1 de inglés, un A2 de francés e incluso un ‘F4’ de chino.
 
Al respecto de esta pasarela efectuaban declaraciones Rafael Maqueda, de HOAC Sevilla y Manuel Loza, presidente del comité de Empresa en el Ayuntamiento de Sevilla por Comisiones Obreras y también miembro de la hermandad.
 
La pasarela concluiría con la entonación de cánticos contra los recortes en sanidad, a favor del consumo de productos sanos, así como con la reivindicación de salarios decentes, de una conciliación sin opresión o de que se coticen todas las horas trabajadas, y entre los aplausos del público, volcado con esta genial representación.
 
Representantes de la HOAC de Marchena como Esperanza Bonillo y Juana Jiménez recalcaban la dureza y “sinvivir” de las situaciones de inseguridad e inestabilidad que depara para las personas el mercado laboral.
 
Al acto celebrado en el Parque del Príncipe, asistieron las concejalas socialistas Mercedes Abadía y Ana del Pino, que toma las riendas de Patrimonio, Asociaciones y Colectivos.
 
Finalmente, otros representantes como los de Ubrique, exponían más situaciones preocupantes del mercado laboral, en concreto en la población gaditana.
 
Ana García, también en representación de la HOAC en Ubrique, recalcaba finalmente el mensaje del Papa Francisco para que la Iglesia se implique con la clase trabajadora.
 
MÁS DECLARACIONES EN EL VÍDEO DE LA  NOTICIA
(Visited 49 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas