El Padre Javier es despedido en un multitudinario funeral

El Padre Javier es despedido en un multitudinario funeral

A las 16;30h de este lunes se ha celebrado en San Agustín el funeral por el Padre Javier. El querido párroco de San Miguel ha sido despedido por cientos de personas en una misa en la que se ha contado con representación institucional, colectivos religiosos, entidades sociales y numerosas personas anónimas que hoy lloraban la muerte del sacerdote.
 
Era este domingo cuando la noticia del fallecimiento del Padre Javier sorprendía a toda la localidad, que aún consciente de su delicado estado de salud desde hace años, nunca ha querido imaginar cómo sería el día  a día sin la presencia de este mercedario que ha marcado no sólo la vida en el barrio de San Miguel, sino la de cientos de marcheneros que guardan el mejor de los recuerdos en sus retinas.
 
La Capilla Ardiente para despedirle ha estado abierta a la ciudadanía desde ayer a medio día en San Agustín. En todo este tiempo, cientos de personas han acudido a darle su último adiós a un hombre que ha sido figura relevante en la vida religiosa y pública de un pueblo que lo hizo hijo adoptivo hace ya casi dos décadas.
 
Decenas de coronas y ramos de flores han llegado hasta San Agustín a lo largo de estos dos días. Familiares, hermandades, partidos políticos, centros educativos, ayuntamiento, asociaciones de vecinos, tertulias cofrades, sus catequistas y coro….y un largo etcétera ha querido mostrar así sus condolencias por su pérdida.
 
El funeral, muy emotivo, ha estado oficiado por el obispo que ha contado con la presencia de una veintena de sacerdotes y frailes llegados de todas partes, entre ellos también el superior de la orden mercedaria.
 
La misa la han podido seguir en directo en Radio y Televisión Marchena y la podrán ver en reposición. Tras ella, se ha celebrado el entierro en la intimidad en el Cementerio Municipal de Marchena en un panteón ubicado junto a la Capilla de San Roque donde descansan otros sacerdotes y párrocos de nuestro municipio.
 
El Padre Javier siempre había transmitido su deseo de no envejecer en nuestra localidad.
No quería, dicen sus allegados, que le viéramos mayor o enfermo, pero hubo un acontecimiento que cambió su parecer al respecto. Ese acontecimiento fue su nombramiento en solemne sesión de pleno como Hijo Adoptivo de Marchena en 2001.
 
Fue tal su agradecimiento que desde entonces afirmaba que ya tenía “una parcelita a doscientos metros de la glorieta de entrada a Marchena donde descansaría eternamente con unas vistas inmejorables, la torre de su querido Complejo Parroquial Madre de Dios”, que quedará como su gran obra, legado para las generaciones futuras.
 
El 3 de febrero de 2019 pasará a la historia como un día triste para Marchena. Fallecía el querido Padre Javier a los 77 años de edad. Natural de la localidad de San Pedro de las Herrerías, en Zamora, junto a los conocidos Lagos de Sanabria, Javier Tomás Gago nacía el 11 de diciembre de 1941 en el seno de una familia humilde.
 
Siempre ha transmitido que su niñez y juventud fueron muy felices, descubriendo su vocación una de las veces que acudió a los campamentos del Frente de Juventudes. En el año 1966, fue ordenado presbítero.
 
Ya en 1969, llega a Marchena como coadjuntor en la Iglesia de San Juan, donde recuerda que sus inicios fueron difíciles porque no entendía a los andaluces hablar tan rápido y por el calor sofocante de esta tierra al cual no estaba acostumbrado.
 
Fue en enero de 1980 cuando este Mercedario Descalzo es nombrado párroco de San Miguel, ostentando además el título de Arcipreste de Marchena.
 
Del Padre Javier siempre se ha destacado su implicación en los movimientos sociales,  juveniles y cristianos, y sobre todo, en sus últimos años de vida, su impulso al Complejo Parroquial Madre de Dios de la Merced.
 
El último acto público en el que tuvimos la oportunidad de ver al Padre Javier fue en el de rotulación de la Plaza de San Miguel con su nombre en el mes de septiembre del año pasado. A pesar de que su estado de salud ya era muy delicado, el párroco se mostró muy emocionado y agradecido con su querido pueblo de Marchena que siempre lo tendrá presente a buen seguro y que hoy llora su marcha.
(Visited 1384 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas