Dos tapones imprevisibles en Calle Sevilla y Boteros provocaron las inundaciones de ayer

Después de la gran tromba de agua caída este pasado miércoles por la tarde en Marchena, llega el momento de hacer balance y buscar las causas de las inundaciones y socavones provocados durante dicha jornada en la que se registraron en a penas 15 minutos, hasta un total de 23 litros por metro cuadrado.
 
Precisamente este es el motivo principal de lo ocurrido, la gran cantidad de agua caída en tan poco tiempo provocando, por un lado, la rotura de una tubería situada en la calle Sevilla, más debajo de la confluencia con Virgen de Guadalupe y por otro, la inundación de algunos negocios de la calle Boteros donde se afirma desde Are Ciar que se produjo un tapón puntual debido, probablemente, a la fuerza y gran cantidad de agua al topar con el desecho indiscriminado de toallitas y otros productos de higiene personal.
 
Desde la alcaldía de Marchena se ha emitido un comunicado de prensa donde se agradece la labora de las empresas Hidralia y Are Ciar, por su pronta respuesta y al cuerpo de bomberos y Policía Local “por su actuación ejemplar tanto con los vecinos que han sufrido inundaciones como con el control del tráfico”. Se añade además que aquellos negocios y viviendas que hayan sufrido daños deben ponerse en contacto con Hidralia, en la calle Las Torres, para dar inicio a la peritación de daños con las compañías de seguros.
 
Ya en el día de hoy se han buscado las causas de lo ocurrido con el fin de actuar y subsanar posibles nuevos daños al esperarse más lluvias en los próximos días.
 
Se añade desde Areciar que la rotura ya localizada en la calle Sevilla provocó un tapón que hizo que el asfalto literalmente “se inflara” provocándose la rotura del mismo. Ya se está actuando en la vía, con el arreglo a través de hormigón con el fin de poder abrir este tramo al tráfico lo antes posible y descongestionar la circulación en toda la ronda de circunvalación.
 
Una vez las lluvias cesen, se introducirá una cámara para analizar mejor la rotura y poder proceder a su arreglo de manera más pormenorizada.
 
En cuanto a la calle Boteros donde varios negocios se inundaron se sabe que un tapón temporal hizo que el agua saliera por las cometidas de dichos negocios, no descartándose problemas relacionados con el atasco de tuberías por el desecho de productos de higiene personal.
Ahora mismo se han puesto en marcha unas medidas preventivas a la espera igualmente de que el tiempo mejore, y a través de cámaras en el interior determinar el problema exacto.
 
En esta zona del centro de la localidad se actuó recientemente, llegando desde la Calle El Torno a Marqués de Cádiz, pero quedó pendiente la actuación en el gran colector de Plaza Vieja y Calle Boteros, llegando al Arco de la Rosa.
Tras lo ocurrido, el plan previsto para los próximos años será modificado en su orden de actuación y se anuncia ya que se pondrán todos los esfuerzos en esta parte del municipio de la que se reconoce que necesita una mejora.
La parte positiva de lo acaecido ayer lleva a la alcaldía y Are Ciar a reflexionar sobre todas zonas de Marchena donde habitualmente se han producido importantes inundaciones y daños y que en la tarde de este miércoles se mantuvieron en orden después de las obras realizadas en los últimos años y meses, hablamos de Madre de Dios, calle Jesús o toda la zona cercana al Mercadona.
(Visited 212 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas