18 condenados por contrabando, entre ellos un funcionario de los juzgados de Marchena

Condenadas 18 personas pertenecientes a una red de contrabando con centro de operaciones en Marchena. Entre los implicados se encuentra un funcionario de los juzgados de nuestra localidad acusado de dar “soplos” a los investigados.
 
Esta operación descubría cuatro clanes, más de 120.000 cajetillas de tabaco intervenidas que hubiesen alcanzado en el mercado un valor por encima de los 470.000 euros, y miles de euros localizados en los registros domiciliarios. Esta condena llega nueve años después de que se iniciaran las investigaciones por parte de la Guardia Civil de Tenerife y Sevilla, tal y como se recoge en el Diario ABC.
 
Los condenados son naturales de Marchena, Carmona, Paradas, Utrera, Los Molares, Umbrete, Málaga, Villamartín, Lebrija, Alcalá del Río y Sevilla capital. Los 18 acusados, en el juicio, reconocieron los hechos, en virtud al acuerdo que habían alcanzado con las partes y que supuso una rebaja en las penas inicialmente solicitadas.
 
Agentes de la Guardia Civil de Santa Cruz de Tenerife y Sevilla pusieron en marcha una serie de investigaciones después de tener conocimiento de la existencia de un grupo de personas, radicados principalmente en Marchena, dedicados durante al menos el año 2011, a la adquisición, distribución y venta de tabaco, algunos de ellos de ilícito comercio, al ser productos falsificados, y otros de lícito comercio, pero sin presentarlos a la Administración Aduanera correspondiente.
 
Así, en Marchena y municipios cercanos actuaban varios grupos organizados dedicados a dicha actividad. Uno de esos grupos era el conocido como “Clan de los Constructores”, cuyos principales miembros se encargaban de viajar a Santa Cruz de Tenerife para hacerse con el tabaco e introducirlo a la península por diferentes vías de transporte.
 
Dicho tabaco posteriormente se distribuía, o bien a consumidores finales, o bien a otros grupos de personas dedicados a la misma actividad. Así, dentro del «Clan de los Constructores» podían diferenciarse varias personas, cada una con una actividad concreta.
 
Uno de esos acusados es un funcionario de Justicia al tiempo de los hechos que trabajaba en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Marchena, el órgano judicial encargado de instruir esta causa. Su actuación en esta red de contrabando fue más grave de lo que pudiera parecer, pues daba chivatazos de actuaciones judiciales contra este grupo delictivo.
 
El juez indica en su fallo que este acusado además colaboraba en la distribución y venta del tabaco.
Estos hechos suponen un delito de contrabando, otro de asociación ilícita y uno de revelación de secretos, ejecutado por el funcionario de Justicia. Los 18 acusados, en virtud del acuerdo con las partes, son condenados por contrabando a tres meses y un día de prisión y multa de 470.000 euros.
 
Siete de ellos han sido condenados por asociación ilícita a seis meses y un día de prisión, y diez de ellos por el mismo delito a tres meses y un día de cárcel. Por último, el funcionario ha sido condenado al pago de una multa e inhabilitado durante tres meses para empleo o cargo público. Este acusado ya cuenta con otra sentencia condenatoria de la Audiencia Nacional.
(Visited 55 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas